3 de julio, 2019

¡Solicita tu presupuesto GRATIS!
mantenimiento aire acondicionado

Poca gente sabe que el mantenimiento del aire acondicionado es muy importante.

A las personas que no llevan a cabo este mantenimiento se les rompe de manera inesperada sus sistemas, dejándolos sin calefacción o aire acondicionado durante algunas de las épocas más incómodas del año.

Por el poco dinero que cuesta una revisión anual de un profesional, el retorno de la inversión puede ser enorme.

Beneficios de hacer el mantenimiento al aire acondicionado

Las revisiones anuales del aire son importantes pues te aportarán las siguientes ventajas:

  1. Evitar averías inesperadas.
  2. Recuperar la eficiencia perdida
  3. Operar de forma más segura
  4. Aumentar la vida útil de los mismos.
  5. Mejorar tu nivel general de confort
  6. Reducir la factura mensual de consumo.

Como te decíamos, es importante que sepas que lo ideal es hacer la revisión del aire acondicionado al menos una vez al año.

Revisión del aire acondicionado

¿Cómo hacer un mantenimiento preventivo del aire acondicionado?

La mejor manera de mantener tu aire acondicionado funcionando sin problemas es realizando un mantenimiento preventivo.

Te dejamos algunos consejos para ayudarte a realizar el mantenimiento de tu aire acondicionado por tu cuenta con el objetivo de que este siga funcionando de manera eficiente.

Inspecciona el aire acondicionado en busca de cualquier daño externo

En primer lugar, es importante que lo inspecciones regularmente para detectar cualquier signo de daño.

Uno de los problemas más comunes de los aires es que pueden desarrollar fugas causadas por una variedad de posibles factores, incluyendo conexiones sueltas, sellos agrietados o juntas dañadas.

Estas fugas pueden provocar una disminución de la eficiencia y un aumento de los costes energéticos. Además, también permiten la entrada de humedad en el sistema, lo que causa corrosión y otros problemas.
Otro problema que puede aparecer y por el que tu aire acondicionado podría necesitar mantenimiento es el daño a las aspas del ventilador causados por los desechos u otros objetos que quedan atrapados en estas.

Por ello, es importante inspeccionar el aire acondicionado con regularidad y sustituir cualquier pieza dañada lo antes posible.

Al hacerlo, garantizas que tu aire acondicionado funcione con la máxima rentabilidad y podrás ahorrar energía en casa.

Cambia el filtro de aire

Mucha gente no se da cuenta de que una de las formas más sencillas de hacer el mantenimiento de su aire acondicionado es cambiar regularmente el filtro de aire.

Un filtro de aire sucio puede restringir el flujo de aire y hacer que la unidad de aire acondicionado trabaje más de lo necesario, lo que conduce a facturas de energía más altas y una menor eficiencia.

Además, un filtro de aire obstruido puede permitir que el polvo y otros contaminantes se acumulen en las bobinas de la unidad de aire acondicionado, lo que puede provocar la formación de hielo y el fallo del sistema.

Para evitar estos problemas, es importante revisar el filtro de aire cada mes y sustituirlo cuando sea necesario.

Limpia cualquier residuo del interior de la unidad

La manera en que debes limpiar los residuos de tu aire dependerá del modelo de este.

  1. Sin embargo, hay algunos pasos generales que se aplican a todos los tipos.
  2. Asegúrate de desconectar la corriente antes de iniciar cualquier limpieza.
  3. A continuación, elimina cualquier residuo, como hojas o suciedad. Si crees que sabes cómo hacerlo sin riesgos, lava el interior con una solución suave de agua y jabón.
  4. Por último, limpia las superficies expuestas con un paño húmedo

Comprueba los niveles de refrigerante

El refrigerante es esencial para el correcto funcionamiento del aire acondicionado. Ayuda a eliminar el calor del aire, haciendo que el aire dentro de tu casa u oficina sea más confortable.

Con el tiempo, los niveles de refrigerante disminuyen, reduciendo la eficacia de tu aire acondicionado. Por lo tanto, es importante que lo revises periódicamente para comprobar que tiene la cantidad correcta de refrigerante.

Lubrica todas las piezas móviles

Esto ayuda a evitar la fricción y el desgaste, asegurando que la unidad funcione con mayor eficiencia y minimizando la posibilidad de costosas reparaciones.

En la mayoría de los casos, un simple lubricante a base de silicona será suficiente. Basta con aplicar una pequeña cantidad en todas las piezas mecánicas, incluidas las aspas del ventilador, los motores y los rodamientos.

Aprieta todos los tornillos y pernos de la unidad

Para mantener tu aire acondicionado en plena forma, es importante apretar regularmente todos los tornillos y pernos.

Esto ayuda a evitar tanto las vibraciones cómo el ruido, y también prolongará la vida útil de tu aparato.

Aunque puedes apretar la mayoría de los tornillos y tuercas por tu cuenta, siempre es mejor consultar con un profesional antes de realizar cualquier mantenimiento en tu aire acondicionado.

Los profesionales se aseguran de no dejarse ninguno sin apretar, y también te aconsejarán sobre cualquier otro problema que pueda ser necesario reparar.

¿Qué incluye una revisión de aire acondicionado y una limpieza profesional?

Para hacer un mantenimiento del aire acondicionado de manera completa, éste debe incluir lo siguiente:

  • Una limpieza integral de los serpentines del condensador. Al hacerlo, aumenta la eficiencia (que afecta directamente los costes de energía) y reduce el desgaste de tu equipo.
  • Evaluación del nivel de refrigerante para ayudar a mantener el máximo rendimiento operativo.
  • Lubricación de todas las piezas móviles para eliminar la fricción y el desgaste, que puede suponer un aumento de los gastos de energía.
  • Una calibración completa del termostato para verificar su correcto funcionamiento.
  • Inspección de los conductos para evitar posibles pérdidas de energía.
    Apretar e inspeccionar todas las conexiones eléctricas para verificar un seguro funcionamiento del sistema.
  • Evaluar el rendimiento del motor del soplador y la condición de la correa del soplador.

Estas son solo algunas de las verificaciones estándar que debe realizar un técnico al hacer una revisión del aire acondicionado.

como-hacer-mantenimiento-aire-acondicionado

Paso a paso para mantener tu aire acondicionado todo el año 

Una revisión completa del aire acondicionado de 60-90 minutos con limpieza profesional te incluye los siguientes 21 puntos:

  1. Motor del soplador: medición del amperaje y el voltaje para un correcto funcionamiento
  2. Termostato: comprobación del funcionamiento, la calibración y el nivel adecuados
  3. Limpieza del filtro de aire existente
  4. Rodamiento – inspección por desgaste y lubricar
  5. Inspección de la bobina interior
  6. Confirmar el retorno de aire y tamaño apropiados
  7. Inspeccionar la bobina del condensador
  8. Refrigerar – controlar las presiones de funcionamiento
  9. Dispositivos de seguridad: inspeccionar para un funcionamiento adecuado
  10. Caja de desconexión eléctrica: inspeccionar para ver si tiene la clasificación adecuada y una instalación segura
  11. Cableado eléctrico – inspeccionar y apretar las conexiones
  12. Inspeccionar y probar los condensadores
  13. Inspeccionar la pala del ventilador
  14. Limpiar la bobina del condensador y retirar los residuos
  15. Inspeccionar las válvulas de servicio para ver si funcionan correctamente
  16. Inspeccionar conductos para detectar una posible pérdida de energía
  17. Compresor – monitorear, medir amperaje y voltios y conexiones de cableado
  18. Inspeccionar la línea de succión para ver si está bien ajustada
  19. Inspeccionar todos los accesorios en busca de signos de aceite y / o fugas
  20. Verificar las líneas y accesorios con detector de fugas de refrigerante
  21. Comprobar el estado de la correa del soplador

Toda esta revisión completa junto con las averías o reparaciones que surgen en tu aparato estarían cubiertas si cuentas con un contrato de mantenimiento de aire acondicionado como el de Oscagas.

¡No lo dudes más, ponte en contacto con nosotros y te resolveremos cualquier duda!

Solicita tu presupuesto

Compartir