Solicita tu presupuesto

El termo eléctrico es un gran aliado en el hogar, debido a que suministra agua caliente a toda la familia. Es por este motivo que se ha hecho más popular y está presente en muchas viviendas.

Este tipo de calentadores te permiten tener acceso a agua caliente al instante y cada vez que lo necesites. Por ello, no conviene que descuides su mantenimiento para poder asegurar que se mantenga a pleno rendimiento.

En Oscagas te explicamos los puntos claves de un correcto mantenimiento de tu termo eléctrico, con qué periodicidad te conviene realizarlo y el coste orientativo de este servicio. ¡Lee el artículo que te hemos preparado!

¿Cada cuánto tiempo es recomendable hacer un mantenimiento de termo eléctrico?

Los termos eléctricos no requieren de una revisión obligatoria debido a que son más seguros que otro tipo de calentadores, como pueden ser los de gas.

Sin embargo, lo recomendable es realizar revisiones una vez al año para garantizar su buen funcionamiento y alargar su vida útil.

Existen algunos de sus componentes que es más importante revisar a fondo, para que lo tengas siempre a punto. Entre ellos se encuentran:

  • La resistencia, que es la encargada de calentar el agua, y que suele presentar fallos debido a la acumulación de cal.

  • El termostato, que con el paso del tiempo comienza a perder precisión en el cálculo de la temperatura, por lo que es conveniente resetearlo cada cierto tiempo.

  • El ánodo de magnesio, que ayuda a evitar la corrosión producida por el contacto con el agua. La vida útil de esta pieza es limitada, por lo que conviene sustituirla cada cierto tiempo.

  • Los manguitos dieléctricos, cuya función es separar piezas de metales diferentes y evitar el fenómeno de la electrólisis. Cuando la goma de los mismos se deteriora es necesario cambiarlos por unos nuevos.

Nuestro consejo es que encargues este trabajo a un servicio técnico especializado en esta tarea. Los pasos indispensables que deben seguir, son los siguientes:

  • Desconectar el termo de la corriente eléctrica.

  • Quitar la tapa inferior, para tener acceso al termostato, el cableado y los bornes de la resistencia.

  • Extraer los componentes eléctricos y el cableado.

  • Cerrar la llave del agua.

  • Abrir un grifo de agua caliente para reducir la presión del aparato.

  • Vaciar el termo.

  • Soltar el latiguillo del agua fría y colocar un cubo debajo.

  • Quitar la válvula de seguridad antirretorno.

  • Colocar un cubo debajo de la entrada de agua y aflojar el latiguillo del tubo de salida.

  • Aflojar las tuercas de la tapa inferior y tirar para sacar la brida.

  • Limpiar el interior, donde suele acumularse cal en forma de barro y piedras.

  • Eliminar la cal del interior del ánodo de magnesio (vara pequeña que sirve para retener la cal y evitar la corrosión del equipo, por el paso del tiempo).

  • Volver a montar todas las piezas.

  • Abrir las llaves de agua caliente y el grifo más cercano al termo.

  • Esperar hasta que salga el agua clara, libre de residuos.

  • Comprobar que no haya fugas.

  • Volver a conectar a la corriente.

Te aconsejamos que, además de las revisiones periódicas que encargues a un profesional, sigas ciertos consejos y hábitos que te pueden ayudar a
alargar su vida útil y su funcionamiento.

Mantenimiento de un Termo Eléctrico

Consejos para cuidar de tu termo eléctrico

Como usuario, hay cosas que puedes hacer para contribuir a la conservación y buen funcionamiento de tu calentador. A continuación te enumeramos algunas, como:

  • Apagar el termo cuando no lo vayas a usar, bien sea por vacaciones o por una ausencia larga.

  • Purgar el equipo con cierta periodicidad, en función de la dureza del agua y la demanda de uso.

  • Prestar atención a ruidos extraños o posibles goteos, ya que pueden indicar una fuga.

  • Mantenerlo limpio y alejado de humedades.

  • Fijar la temperatura que sugiere el fabricante, nunca a la máxima permitida.

Ventajas de hacer un buen mantenimiento de termo eléctrico

Entre los principales beneficios de realizar un mantenimiento preventivo de tu termo eléctrico, está el de reducir las probabilidades de que surjan averías. Entre los problemas que puedes evitar, se encuentran:

  • Que presente goteo de agua.

  • Que salte el diferencial de tu vivienda.

  • Que no caliente el agua como debería.

  • Que se reduzca la cantidad de agua caliente producida.

  • La aparición de una avería en la bomba de calor.

Adicionalmente, contar con un buen servicio de mantenimiento te brinda otros beneficios, como:

  • La tranquilidad de poder ofrecer agua caliente a los tuyos sin sobresaltos.

  • Evitar gastos imprevistos que afecten al presupuesto familiar.

  • Asegurarte que tu factura de la luz se mantenga estable, manteniendo el nivel de eficiencia energética de tu equipo.

Precio del Mantenimiento de un Termo Eléctrico

Como ya te hemos comentado previamente, la revisión de tu termo eléctrico no es obligatoria por ley, pero es recomendable realizarlas anualmente para detectar los fallos a tiempo y asegurarte de que el equipo mantenga su eficiencia.

Para tu tranquilidad y la de toda tu familia, es buena idea invertir en la contratación de un servicio profesional que cada año se encargue de la revisión de tu instalación. El precio promedio de un contrato de este tipo está entre 100€ y 150€.

1
Dinos qué necesitas rellenando el formulario o llamándonos por teléfono

2
Nuestros agentes te facilitarán el precio y te gestionarán la cita con el operador

3
Un profesional vendrá a tu domicilio a realizar la instalación de aerotermia o explicarte el presupuesto

Oscagas, servicio de mantenimiento de tu termo eléctrico

Ya tienes la información suficiente para entender bien en qué consiste el servicio de mantenimiento de un termo eléctrico y la importancia que tiene para asegurar su eficiencia y evitar averías inesperadas.

El siguiente paso es elegir la empresa adecuada para confiarle esta tarea.

En Oscagas ponemos a tu alcance a los mejores profesionales, para asegurarte un servicio de excelencia a precios muy competitivos.

Nuestro principal objetivo es adaptarnos a tus necesidades, brindándote tranquilidad, comodidad y optando por un contrato de mantenimiento de tu termo para que no tengas que preocuparte por nada.

Haremos todos los ajustes necesarios para garantizar la eficiencia y
rendimiento de tu aparato. Gracias a esto, podrás minimizar los riesgos y
disfrutar de todas las ventajas.

Te ofrecemos un contrato de revisión que se ajuste a todas tus necesidades. Contacta ahora con nosotros
y te facilitamos toda la información. ¿A qué esperas?