La aerotermia es una opción muy inteligente que te permite contar con servicios de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria acs, gracias a un solo equipo, pudiendo reducir tu factura hasta en un 70%.

Si tienes curiosidad por conocer más sobre los sistemas de aerotermia, en Oscagas te contamos qué son y cómo funcionan, así como también las marcas y modelos disponibles en el mercado.

Analizamos todas sus prestaciones y variedades, para que comprendas en qué se diferencian y las ventajas que pueden ofrecerte. ¡Sigue leyendo el artículo que te hemos preparado para comprender en su totalidad qué es la aerotermia!

¿Qué es la aerotermia?

La aerotermia es un sistema de calefacción y aire acondicionado que emplea la energía térmica del aire exterior para climatizar todos los espacios de tu vivienda.

Además, tiene la ventaja de que no cumple una sola función, sino que puede brindarte servicio de calefacción, aire acondicionado o agua caliente sanitaria acs, todo en uno.

Se trata de una de las opciones más ecológicas, ya que utiliza energía limpia y sin huella de carbono. También es una de las más eficientes del mercado, ya que hasta el 75% se extrae del aire exterior y solo el 25% restante de la electricidad.

Todo esto tiene un impacto muy positivo en tu factura mensual y en el medioambiente.

Se puede decir que se trata de la energía del futuro o lo que conocemos también como energías renovables, que viene a sustituir a los sistemas por combustión actuales, como el gas o el gasoil. Además, mantendrá el confort en tu vivienda, tanto en invierno como en verano.

¿Cómo funciona la aerotermia?

Como ya te hemos mencionado anteriormente, la tecnología de la aerotermia se basa en la extracción de energía térmica del aire exterior. Concretamente, este tipo de equipos consiguen un 75% de energía del aire, reduciendo el consumo de electricidad a solo el 25%.

Si te preguntas cómo lo hacen, se debe principalmente a bombas de calor que calientan el agua mediante el intercambio con el exterior. De esta forma se genera calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria, según la necesites.

Estas bombas de calor son el sistema que transportan la energía térmica de un espacio a otro. Dependiendo de lo que necesites, extrae el calor del interior de tu vivienda y lo expulsa al exterior o a la inversa.

Existen dos tipos principales de bombas de calor:

  • Aire-aire: son aquellas que extraen la energía del aire exterior y la transfieren a la estancia, a calentar o a la inversa si deseas enfriar un espacio.

Este tipo de aparatos no pueden usarse para agua caliente sanitaria (ACS), ya que se utilizan principalmente en aire acondicionado de splits, conductos o VRF.

  • Aire-agua: estas funcionan variando la temperatura del agua del circuito, con ayuda del calor obtenido del aire y un intercambiador.

Este sistema sí permite su uso para el servicio de ACS, proporcionando calefacción y agua caliente. Se acumula en un depósito para su uso posterior en grifos y duchas.

En ambos casos, se trata de un ciclo termodinámico mediante el cual el refrigerante contenido en el circuito modifica su estado físico para permitir la transferencia de calor.

El refrigerante, por sus características particulares, puede extraer calor del aire a muy bajas temperaturas, incluso bajo cero, ya que el aire contiene energía a cualquier temperatura que supere los -273,15 °C.

Los componentes principales de una bomba de calor y que hacen posible el proceso de la aerotermia, son los siguientes:

  • Compresor.

  • Condensador.

  • Evaporador.

  • Válvula de expansión.

Cada uno de los elementos mencionados tiene un papel específico en el funcionamiento de este tipo de equipos.

Los pasos básicos que hacen posible su puesta en marcha son los que se describen a continuación:

  • La bomba de calor recoge el aire mediante una unidad exterior y la transfiere a su interior.

  • Llega hasta el evaporador, donde el refrigerante absorbe el calor y se evapora.

  • Este gas llega al compresor, aumentando la presión y la temperatura.

  • Pasa al condensador que funciona como un intercambiador de calor. El refrigerante transfiere su calor al agua que se usará para calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria (ACS).

  • El refrigerante pasa por la válvula de expansión para reducir de forma drástica la presión y su temperatura.

  • Por último, pasa a estado líquido nuevamente y así se reinicia el proceso.

Además de la bomba de calor, existen tres elementos adicionales con los que debe contar un sistema de aerotermia. A continuación te los presentamos y describimos la función que cumple cada uno de ellos.

Depósito de inercia

Permite almacenar el agua caliente hasta que sea necesario para poner en marcha la calefacción. Puede estar separado o integrado a la bomba de calor.

Su funcionamiento consiste en recibir el agua caliente (45 °C) desde la bomba y mantener esta temperatura hasta que se produzca la demanda.

Permite garantizar el caudal y un volumen mínimo de agua para que la bomba de calor pueda disipar energía y optimizar el número de arranques y paradas. De esta forma, reduce el consumo y alarga la vida útil del equipo.

Depósito de ACS

Entre la bomba de calor y el depósito de inercia existe una válvula de 3 vías que, en el caso de que tenga demanda de agua caliente sanitaria, se acciona y la desvía hasta este almacén específico.

Este tanque cuenta con un serpentín que mantiene la temperatura del agua para su uso en grifos y duchas.

A la hora de elegir la capacidad del mismo, conviene que sigas el consejo del RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios), que aconseja multiplicar por 35 el número de habitantes de la vivienda.

Grupos de impulsión

Son necesarios en casos de grandes superficies a climatizar, especialmente en inmuebles con varias plantas. Su función es garantizar el caudal necesario para servir a todas las estancias.

Además, se encargan de mover el agua hasta los sistemas de suministros de la instalación, como son:

  • Radiadores tradicionales o de baja temperatura.

  • Techo o suelo radiante.

  • Fancoils.

  • Splits.

  • Conductos, etc.

Componentes adicionales de una instalación de aerotermia

Además de los que te hemos descrito anteriormente, una instalación de aerotermia debe contar con otros elementos para poner en marcha el sistema de calefacción. Entre ellos están:

  • La red de tuberías generales, que conectan el depósito de inercia y el de ACS.

  • El control de la instalación, mediante termostatos que encienden la calefacción o el aire acondicionado, según la temperatura deseada.

  • La válvula mezcladora, que conecta el agua fría desde el depósito de ACS hasta las tuberías donde se mezcla con el agua caliente.

  • La instalación hidráulica, red de tuberías de calefacción y agua caliente.

  • Instalación eléctrica, conexión entre los depósitos y la bomba de calor.

En el caso de una instalación por suelo radiante:

  • Plancha aislante, mallas, colectores, tuberías, mortero de relleno, loseta y tarima.

  • Bomba de distribución de agua, para transportar el agua caliente desde el depósito de inercia hasta las tuberías del suelo radiante.

aerotermia bomba de calor

¿Cómo se suministra la aerotermia?

La climatización por aerotermia puede operar mediante diversos tipos de equipos, gracias a los cuales podrás disfrutar de calefacción, aire acondicionado o agua caliente en tu hogar, siempre cuidando el medio ambiente. A continuación te contamos cuáles son los sistemas más utilizados.

Sistemas más destacados para refrigeración por aerotermia

Te presentamos las opciones de refrigeración por aerotermia mejor valoradas y que más hogares españoles utilizan. Te las detallamos a continuación.

Splits o conductos

Estos equipos usan una bomba de calor aire-aire y funcionan cediendo el calor obtenido al exterior y transfiriendo el aire fresco a la estancia.

Fancoil

Los fan coils, son aparatos del tipo agua-aire y su proceso de funcionamiento consiste en el intercambio térmico en un circuito de agua. Puede incorporar función dual, ofreciendo tanto refrigeración como calefacción.

Sistemas más usados de calefacción por aerotermia

Dispones de diferentes alternativas para disfrutar de calefacción por aerotermia en tu hogar. Es por ello que a continuación te explicamos los beneficios de cada una de ellas.

Suelo radiante

Está compuesto por una red de tuberías que se instalan bajo el suelo y permiten la climatización mediante el paso de agua caliente desde tu sistema de aerotermia.

Entre las principales ventajas de elegir esta opción, te encuentras con que:

  • Ofrece un calor homogéneo en toda la estancia, consiguiendo un alto nivel de confort en el hogar.

  • Tiene alta eficiencia energética, ya que permite trabajar a bajas temperaturas (35-45 ºC).

  • Reduce las emisiones de carbono directas e indirectas.

  • Supone un ahorro considerable en la factura, gracias a la reducción del consumo.

Entre sus inconvenientes está la dificultad de la obra en viviendas antiguas y el elevado coste de su instalación, aunque se amortiza en muy poco tiempo.

Techo radiante

Está formado por paneles radiantes colocados sobre un falso techo, que funcionan gracias a una red de difusores térmicos por medio de los cuales circula el agua, así como a un sistema de control que regula la temperatura.

Estos son sus beneficios más destacados:

  • Es más económico que el suelo radiante.

  • Su instalación es sencilla.

  • Es fácil de sustituir.

  • Tiene mayor velocidad de respuesta para calentar tu vivienda.

  • Es la opción ideal para vivienda de techos altos, ya que evita el problema de la estratificación.

Radiadores de baja temperatura

Son aparatos pensados para trabajar eficientemente a menor temperatura que los convencionales. Solo necesitan el agua a 35-40 ºC para un rendimiento óptimo.

Los puntos fuertes de este tipo de equipos de climatización son:

  • Un calentamiento mucho más rápido y con menos gasto energético.

  • El aumento del rendimiento de la bomba de calor.

  • La posibilidad de tocarlos sin el riesgo de quemarte.

  • Una función dual: frío/calor.

Entre las desventajas, debes considerar que tienen un tamaño mucho mayor que el de los tradicionales y que se enfría más rápidamente.

Radiadores convencionales

Este tipo de radiadores necesitan alcanzar los 70-80 °C para ser funcionales y la aerotermia no puede calentar el agua a más de 50-55 °C.

Es por ello que para poder utilizarlos con este tipo de sistema, debes instalar un par de elementos adicionales, como:

  • Bomba de aerotermia de alta temperatura: permiten que el agua alcance una temperatura necesaria de, al menos, 70 °C. Se trata de un sistema con un precio elevado, por lo que solo es aconsejable si ya cuentas con una instalación previa.

  • Turbofan: es un ventilador que se coloca sobre un bastidor y se acopla debajo del radiador con el objetivo de multiplicar su potencia. Así consigues que trabaje a menos temperatura y aumente la eficiencia.

Decir cuál de estos sistemas de calefacción de aerotermia es el mejor en tu caso, no es sencillo, ya que cada uno de ellos es ideal para cubrir diferentes necesidades.

Lo aconsejable es que solicites un estudio personalizado para tu vivienda, para que encuentres el equilibrio adecuado entre comodidad, rendimiento y ahorro.

Ventajas de la aerotermia

Analizando lo que hemos comentado hasta ahora sobre la aerotermia, te podemos decir que entre las principales ventajas de instalar este sistema en tu hogar, están las siguientes:

  • Ofrece mayor nivel de eficiencia energética, que los sistemas tradicionales. Debido a que consume mucho menos kW/h. Es el sistema que más ahorro energético te ofrece.

  • Ahorro en la factura, ya que el 70% de la energía que utiliza la obtiene del aire y solo el 25% de la electricidad.

  • Es la opción más ecológica del mercado, al usar energía renovable para su funcionamiento y reducir sustancialmente las emisiones de CO2, ayudando así a no contribuir a incrementar el efecto invernadero.

  • Alto rendimiento de hasta un 500%, ya que la bomba de calor aire genera más de 5 kW h térmicos por cada kW eléctrico consumido.

  • Se trata de una solución integral de climatización, ya que sirve tanto para calefacción como para aire acondicionado.

  • Ocupa poco espacio, lo que la hace más versátil y adaptable.

  • Unidad interior más silenciosa que las alternativas convencionales.

  • Es más segura y no genera residuos ni humos, ya que no utiliza combustión para funcionar.

  • No necesitas contratar servicios como el gas o almacenar suministros de otro tipo de combustible.

  • Da acceso a agua caliente sanitaria a bajo coste.

  • Su instalación es más sencilla que la de otros sistemas.

  • Requiere poco mantenimiento.

  • Permite combinar distintos componentes para el suministro: radiadores tradicionales, suelo radiante, bombas de calor, etc.

  • Te permite amortizar rápidamente la inversión inicial, necesitando solo de 4 a 6 años en promedio.

aerotermia-ventajas

Desventajas de la aerotermia

El sistema de climatización por aerotermia también tiene algunas desventajas que debes tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de instalar este sistema en tu vivienda. A continuación te enumeramos algunas de ellas:

  • La inversión inicial para instalar aerotermia es más elevada que en el caso de otras alternativas.

  • Es necesario el montaje de una unidad exterior fuera de la vivienda, lo que puede ser un inconveniente por espacio o estética.

  • En algunos casos es necesario contratar una potencia más alta del servicio eléctrico.

  • En caso de que requieras más de 11 o 12 kW h, te aconsejamos que pidas un estudio profesional para un cálculo concienzudo de la carga y una simulación de la demanda.

  • No es aconsejable en zonas de frío extremo, debido a que disminuye su rendimiento en estas circunstancias.

  • El rendimiento puede variar debido a las fluctuaciones de la temperatura exterior.

  • Su eficiencia se reduce si se usa con un sistema de radiadores tradicionales, lo que impacta negativamente en su capacidad de ahorro en la factura de la luz.

  • Las bombas de calor pueden ser bastante ruidosas, dependiendo del modelo elegido.

¿Cuánto ahorro supone la aerotermia?

Elegir un sistema por aerotermia puede hacer que ahorres hasta un 70% en tus facturas de la luz y el gas. Todo dependerá del equipo de calefacción que usabas previamente.

Según el tipo caldera anterior, el porcentaje de ahorro promedio en la factura que conseguirás puede llegar a ser el siguiente:

  • Condensación gas natural: 41%

  • Bajo NOx: 48%

  • Condensación propano: 55%

  • Pellet: 57%

  • Gasoil: 61%

  • Eléctrica: 77%

Si quieres aumentar el ahorro energético con la aerotermia, puedes considerar como alternativa las que son alimentadas con paneles fotovoltaicos, ya que reducen el consumo eléctrico y hacen que sea casi gratuito. Esta opción te permite avanzar hacia la autosuficiencia energética.

Por otra parte, conseguirás un mayor porcentaje de ahorro mensual si ya dispones de calefacción eléctrica. Esto se debe a que el precio de la electricidad es de los más altos y volátiles del mercado energético actual.

aerotermia ayudas economicas

¿Cuál es el precio de la aerotermia?

El coste de contar con una instalación de aerotermia en tu vivienda puede variar mucho dependiendo de las características particulares del espacio y de las necesidades que deseas cubrir.

En lo que se refiere al equipo necesario, el precio estimado oscila entre los 5.000 € y 7.000 €. Este presupuesto suele incluir estos tres elementos:

  • Bombas de calor.

  • Grupo hidráulico.

  • Depósito de inercia y de ACS.

Otra variable que influye mucho en precio final del proyecto, es el tamaño del inmueble, ya que determina:

  • La potencia necesaria de la bomba de calor.

  • La longitud total de la instalación hidráulica.

  • Los metros de suelo radiante o la cantidad de radiadores requeridos (según la opción que elijas).

Otros factores que debes considerar para instalar aerotermia, son:

  • El tipo de vivienda (piso o unifamiliar).

  • La localización geográfica y orientación.

  • El año de construcción del inmueble.

  • El municipio donde se encuentra.

  • Si requiere o no servicio de ACS.

Teniendo todo esto en cuenta, el coste total puede estar entre los 8.000 € y 24.000 €. Se trata de una gran inversión inicial, pero se puede amortizar en poco tiempo (entre 4 y 6 años en promedio).

Este período puede variar en función de la demanda de tu vivienda. A mayor demanda, más rentabilidad y más rápido recuperarás la inversión.

Si deseas añadir algún complemento debes incluirlo como un extra. Entre los más comunes están:

  • Sistema de suelo radiante con regulación independiente por estancia. Puede costarte unos 9.000 € para una casa de 200 m².

  • Alimentación por placas fotovoltaicas, siempre que la bomba de calor escogida, sea compatible. Su precio promedio es de 4.500 €.

Ayudas económicas para la instalación de aerotermia

Hoy en día se está produciendo un aumento de la conciencia social sobre el cambio climático y una apuesta de las instituciones por el uso de energía sostenible y la reducción de emisiones de gases nocivos a la atmósfera.

Gracias a ello, muchas comunidades autónomas y entidades gubernamentales están poniendo en marcha planes de ayudas y subvenciones para instalaciones de soluciones de climatización más ecológicas, como la aerotermia.

Estas ofrecen una cantidad económica a usuarios finales para que la inviertan en la renovación de sus antiguos sistemas de calefacción y de agua caliente por combustión, por aquellos que utilicen energías sostenibles.

Para acceder a estas ayudas, es imprescindible que el equipo a instalar use energía renovable. Estas subvenciones están reguladas por la Unión Europea, mediante un Real Decreto que exige que el equipo tenga un rendimiento estacional mínimo (COP) de 2,5.

Adicionalmente, hay una serie de requisitos que también debes cumplir para poder aplicar, entre los que están:

  • Se trata de una instalación doméstica.

  • Cuenta con un sistema de monitorización de la energía producida.

  • No ha sido beneficiaria de otra ayuda previamente.

Para la colocación de sistemas de aerotermia conceden un máximo de 3.000 €. Se calcula según los kilovatios térmicos, otorgando 500 € por kW instalado. Es una cantidad más que interesante que puede ayudarte a dar el paso con mucha más tranquilidad.

Pide consejo a la empresa instaladora con la que quieras trabajar, ya que en muchos casos te asesoran y gestionan la tramitación de estas subvenciones.

1
Dinos qué necesitas rellenando el formulario o llamándonos por teléfono

2
Nuestros agentes te facilitarán el precio y te gestionarán la cita con el operador

3
Un profesional vendrá a tu domicilio a realizar la instalación o explicarte el presupuesto

Oscagas, servicio de instalación de equipos de Aerotermia

Ya cuentas con todos los datos relevantes para entender bien qué es la aerotermia, cómo funciona, así como los pros y los contras que ofrece instalar aerotermia como sistema de climatización para tu vivienda. Es un sistema todo en uno con el que podrás disfrutar del calor de la calefacción, del aire acondicionado y del agua caliente sanitaria, a la vez que ahorras en tu consumo y cuidas al planeta.

Ahora toca que te decidas y pidas asesoría a una empresa especialista en esta materia.

En Oscagas ponemos a tu disposición a nuestro equipo de profesionales altamente cualificados y podemos ofrecerte un estudio personalizado para la instalación de un sistema de aerotermia en tu hogar.

Nuestro principal objetivo es adaptarnos a tus necesidades, brindándote tranquilidad y comodidad, para que no tengas que preocuparte por nada.

Si tienes dudas sobre qué equipo elegir o quieres información adicional sobre nuestros servicios, puedes contactar ahora con nosotros y te atenderemos de la mejor manera. ¡Te esperamos!