La caldera es un electrodoméstico fundamental en los hogares españoles, especialmente en los meses de invierno. Esto se debe a que son el corazón de cualquier sistema de calefacción.

El objetivo es evitar que se presenten averías y mantener la calidad de vida de tu familia. Pero si tu caldera es antigua, en muchos casos será
inevitable que se presente algún fallo inesperado.

Ante estas situaciones, lo importante es contar con un servicio técnico de confianza, capaz de solventar esas situaciones de forma rápida y eficiente.

Desde Oscagas te presentamos una serie de consejos y recomendaciones de
nuestros profesionales especializados en este servicio. ¡Sigue leyendo!

Principales problemas de las calderas

Para reducir el riesgo de averías lo que recomiendan los fabricantes es que realices un mantenimiento preventivo de tu caldera, al menos una vez al año. Esta revisión ayuda a detectar fallos de forma precoz y a prolongar la
vida útil de tu equipo.

Sin embargo, es inevitable que en algunos casos sea necesario la reparación para solventar un problema. Es importante reaccionar a tiempo y evitar comprometer la seguridad de los integrantes de la vivienda.

Entre las principales razones por las que puedes requerir un servicio de reparación para tu caldera, están las siguientes:

  • Fallo en servicio de calefacción o agua caliente, que suele deberse a:

    • Problemas con las válvulas.

    • Bajada de nivel de agua.

    • Avería del termostato.

    • Fallo en la bomba.

  • Fuga de gas y goteo, debido a la corrosión a la que está expuesto el equipo con el paso del tiempo.

  • Bajada de la presión, que la puedes detectar si la aguja del medidor está por debajo de 1. Entre las principales razones pueden estar:

    • Una fuga de agua.

    • Avería de la válvula de alivio.

    • Radiadores purgados recientemente.

  • Congelado del tubo de condensación, que es la tubería que transporta el agua ácida residual. Cuando esta se encuentra en el exterior, corre el riesgo de congelarse en invierno.

  • Ruidos extraños, normalmente están asociados a:

    • Un problema de presión de agua.

    • Aire que circula dentro de la caldera.

    • Fallos en la bomba.

  • Se apaga la luz del piloto, la llama azul que enciende el quemador más grande. Las causas más comunes de este fallo son:

    • Un termopar roto que interrumpe el suministro de gas.

    • Un tiro que apaga la luz.

    • Un depósito acumulado en ella.

  • Apagón de la caldera, dificultando la climatización homogénea de los espacios. Suele presentarse en invierno, cuando comienza a usarse de nuevo la calefacción y su causa suele estar en un bloqueo en la bomba de recirculación.

  • Algunos radiadores no calientan o lo hacen de forma parcial, lo que puede estar ocasionado por:

    • Acumulación de lodo.

    • Aglomeración de aire.

    • Falta de purga del equipo.

  • Código de error, que se presenta cuando hay una obstrucción en la salida de humo. Debes prestar atención inmediata, ya que implica que no expulsa los gases por donde debe, representando un riesgo para la seguridad de tu familia.

  • Problemas con el termostato, que comienza a perder precisión o falla con el encendido a apagado automático de la calefacción.

reparación de calderas precio

Consejos para el cuidado de tu caldera

Hay cosas que puedes hacer para evitar que se presenten desperfectos en el funcionamiento de tu caldera y ayudar a prolongar su vida útil. A continuación te damos algunos tips que puedes tener en cuenta:

  • Contrata un servicio de mantenimiento anual.

  • Purga los radiadores periódicamente.

  • Aplica limpieza a presión para evitar acumulación de óxido y residuos de las tuberías.

  • Revisa que el medidor de presión no marque menos de 1.

  • Intenta que no haya objetos alrededor del aparato.

  • Mantén activado el detector de monóxido de carbono para la detección precoz de fugas.

Tipos de Calderas que reparamos

Gas

Condensación

Gasoil

Eléctricas

Precio de la reparación de calderas

En la reparación de una caldera cada caso es único, por lo que el precio del servicio dependerá del tipo de avería que haya que tratar.

Entre los principales factores que influyen el presupuesto final de arreglar tu caldera están:

  • Mano de obra y desplazamientos: los profesionales especializados te cobrarán una tarifa mínima solo por ir hasta tu domicilio, sin contar el tiempo que tome reparar la avería.

  • Duración del servicio: se suele aplicar un precio por hora de trabajo, por lo que mientras más complejo sea el fallo, mayor será
    su coste.

  • Clase de problema: es el factor determinante dentro del precio total de la incidencia. El valor orientativo en función de la
    avería puede ser:

    • Bomba de agua: entre 250€ y 300€.

    • Fallo de encendido: de unos 80€ en promedio.

    • Obstrucción de la salida de humos: hasta 350€.

    • Error en la sonda de temperatura: entre 120€ y 150€.

En promedio, el precio de la reparación de una caldera oscila entre los 80€ y los 550€. Aunque, en la mayoría de los casos, este tipo de trabajos están incluidos en el servicio de mantenimiento que se suele contratar para dichos equipos.

Si no cuentas con este tipo de contrato y necesitas arreglar tu caldera, te aconsejamos que solicites un presupuesto a una empresa especializada y de confianza. Conviene que les pidas que valoren si es rentable invertir en repararla o deberías plantearte cambiarla.

1
Dinos qué necesitas rellenando el formulario o llamándonos por teléfono

2
Nuestros agentes te faclitarán el precio y te gestionarán la cita con el operador

3
Un profesional vendrá a tu domicilio a realizar la instalación o explicarte el presupuesto

Oscagas, expertos en reparación de calderas

Ya tienes toda la información relevante para entender en qué consiste el servicio de reparación de calderas y las causas más comunes por las que lo puedes necesitar. El siguiente paso es elegir la empresa adecuada para  confiarle esta tarea.

En Oscagas ponemos a tu disposición nuestro equipo de profesionales altamente cualificados y con las certificaciones requeridas para brindarte un servicio de excelencia y a precios muy competitivos.

Estamos siempre alerta y dispuestos a acudir a resolver las incidencias imprevistas que se te puedan presentar. Sea cual sea tu equipo o el combustible que utilices, si tiene arreglo, nosotros te ayudamos.

Además, con el objetivo de brindarte mayor tranquilidad y comodidad, te ofrecemos la opción de un contrato de mantenimiento de calderas para que no tengas de qué preocuparte. Contacta con nosotros y te facilitamos toda la información. ¡Te esperamos!