En el momento de decidir un sistema de calefacción de gas, debes considerar varios factores para elegir el más adecuado, sopesar ventajas e inconvenientes de cada sistema y también considerar si el precio encaja en el presupuesto familiar.

Este sistema de climatización es el más utilizado por las familias en España, debido a su buena relación calidad-precio, porque el gas natural es uno de los combustibles más baratos.

Desde Oscagas, a través de esta guía, queremos brindarte la información necesaria para que puedas decidir de manera correcta si realizar o no la instalación de calefacción de gas natural en tu hogar.

¡Lee la información que te hemos preparado!

¿Por qué instalar un sistema de calefacción de gas natural? 

Profundicemos un poco en las razones que pueden inclinar la balanza a favor de instalar una calefacción a gas natural, para climatizar  tu vivienda.

  • Se trata de una energía limpia y segura, que te permite cuidar de la familia y del medio ambiente.

  • Proporciona una mayor eficiencia, debido a que los radiadores hacen un reparto homogéneo del calor por toda la vivienda.

  • Mantiene un ambiente más sano dentro del hogar, gracias a que no consume el aire del interior de tu casa.

  • Te permite tener el control con independencia de la comunidad de vecinos.

  • Puedes decidir la temperatura y horas de uso, con lo que el control del consumo está en tus manos.

  • Este sistema garantiza un suministro continuo y sin necesidad de almacenaje.

  • Puedes disfrutar de agua caliente ilimitada y cocina de alta potencia.

  • Su instalación es muy sencilla y la inversión se amortiza rápidamente.

  • Representa un gran ahorro, ya que es una de las fuentes de energía más económicas y su precio es estable, lo que te da una gran tranquilidad.

Calefacción gas: consumo 

Es importante conocer el consumo habitual de una calefacción a gas en los hogares españoles, para hacerte una idea del gasto que supondría instalar una en tu vivienda y valorar si encaja en el presupuesto familiar.

La inversión inicial de instalar este sistema, es algo elevada, pero se amortiza rápidamente gracias al bajo coste del suministro. El gas natural cuesta entre 0,04 y 0,06 €/kWh, cuando una calefacción eléctrica es más barata de instalar, pero menos rentable a medio plazo, ya que el coste de la electricidad es superior y muy inestable.

Coste medio anual de una calefacción de gas, en comparación con la calefacción eléctrica y según el tamaño del inmueble:

  • Para una vivienda de 80m2, la climatización a gas supondría un gasto promedio de 600€ anuales, frente a 1.200€/año de la alternativa eléctrica.

  • Para una vivienda de 110m2, te costaría de media unos 780€ anuales, frente a 1.600€/año que gastarías con la eléctrica.

  • Para una vivienda de 150m2, pagarías en promedio unos 1.000€ anuales, cuando un sistema eléctrico serían unos 2.150€/año.

Decidirte por una calefacción a gas natural puede representar un ahorro de 600€ anuales o más, frente a una eléctrica. En pocos años recuperarías lo invertido en la instalación.

El consumo medio de gas natural por vivienda en España está alrededor de los 5.000kWh/año. Aproximadamente el 70% de la factura corresponde al uso de la calefacción a gas natural. 

Entre los factores que más influyen en un mayor o menor consumo están:

  • Cantidad de personas que ocupan la vivienda.

  • El tipo de instalación y caldera utilizada.

  • Tamaño de la vivienda, teniendo en cuenta las estancias que se deben calentar.

  • Hábitos de uso de la calefacción.

  • Ubicación geográfica y clima.

  • Tipo de inmueble, aislamiento, orientación y su nivel de eficiencia energética.

¿Necesitas cambiar o instalar tu caldera?

Tipos de Calefacción de Gas Natural 

Cuando hablamos de calefacción a gas natural podemos diferenciar entre dos tipos principales:

  • Convencional, que es la más utilizada por las familias en España y que funciona mediante radiadores conectados a un circuito de agua, que circula por medio de tuberías desde una caldera central. Estos radiadores climatizan el inmueble, calentando el aire a su alrededor mediante la convección.

    Una de las principales ventajas de este sistema es que es el más económico y demora poco tiempo en alcanzar la temperatura deseada.

  • Suelo radiante: un sistema más novedoso y eficiente. En este caso la caldera está conectada al circuito de tuberías de agua que se instala debajo del suelo de la vivienda, consiguiendo una distribución del calor más uniforme.

    Las tuberías de polietileno se instalan en la extensión del suelo, por lo que el calor no necesita realizar ningún movimiento circular y asciende despacio verticalmente. Requiere que el agua alcance solo 30 o 45ºC de temperatura, frente a los 70ºC que necesita el sistema convencional. Esto permite un ahorro significativo en el consumo energético.

El elemento principal de un sistema de calefacción a gas natural es la caldera. Una caldera es un aparato cerrado, que se conecta a la instalación de gas y que, por medio de este combustible, calienta el agua para dar calor a tu vivienda.

Existen varios tipos de calderas entre las que puedes elegir, según tus necesidades:

  • Atmosféricas: funcionan mediante combustión abierta. Extraen el aire de la habitación para poder realizar la quema del gas necesario. Este tipo de calderas son las más contaminantes y su instalación está prohibida actualmente en la Unión Europea.

  • Estancas: utilizan la combustión cerrada para su funcionamiento, para lo que incorporan una cámara hermética que extrae el aire necesario desde fuera de la habitación donde se encuentran. Tienen doble conducto, por uno absorben el aire exterior, y el otro los gases tóxicos y luego los expulsan mediante una tubería de ventilación. Se trata de un tipo de caldera mucho más segura que la atmosférica.

    • Bajo NOx: es una variante de las calderas estancas con el plus añadido de que mejora la eficiencia y reduce las emisiones de dióxido de nitrógeno. Todo gracias al diseño del sistema de combustión.

    • Condensación: este tipo de caldera estanca se destaca por la reutilización del vapor de agua generado durante la combustión, para reducir el consumo energético y los gases contaminantes.

instalacion calefaccion zaragoza

Calefacción de gas natural: ventajas

Analizando lo comentado sobre la calefacción a gas natural, te podemos decir que las principales ventajas de instalar este sistema en tu hogar, son:

  • Más segura para tu familia.

  • Más respetuosa con el medio ambiente, ya que se trata de un combustible poco contaminante.

  • Calor rápido, gracias al alto rendimiento de las calderas.

  • Más eficiente y de alta durabilidad.

  • Más control sobre el consumo, gracias a las funcionalidades de programación que suelen incorporar.

  • La inversión en la instalación inicial se amortiza rápidamente, gracias al ahorro en las facturas.

  • Ahorro y estabilidad en las facturas, ya que la tarifa del gas es más económica.

Calefacción de gas natural: desventajas 

Este tipo de calefacción de gas también tiene algunas desventajas que debes tener en cuenta a la hora de tomar la decisión de instalar este sistema en tu vivienda:

  • La inversión para su instalación puede ser elevada, pero como hemos dicho anteriormente se amortiza rápidamente, gracias al ahorro en la factura.

  • Precisa de cierto mantenimiento, una limpieza cada cierto tiempo, purgar los radiadores anualmente y la obligación de realizar revisiones periódicas por razones de seguridad.

  • También hay que tener presente que el servicio de gas natural no llega a algunas zonas rurales.

  • Es algo más contaminante que la calefacción eléctrica, pero es el combustible con menor impacto medioambiental.

¿Necesitas cambiar o instalar tu caldera?

¿Cómo funciona una calefacción de gas natural? 

El componente principal de un sistema de calefacción a gas natural es la caldera. Este componente es el que recibe el gas natural desde una tubería. Cuando enciendes el termostato para calentar tu vivienda, se abre una válvula que deja entrar ese gas natural en la cámara de combustión.

La quema de este gas permite que se calienten los tubos por los que circula el agua hasta los radiadores. Y estos, a su vez, caldean el aire cercano mediante la convección. La densidad del aire disminuye y como consecuencia este se eleva hasta el techo y luego se enfría y desciende nuevamente.

Si se trata de una instalación de suelo radiante, el circuito de tuberías se encarga de distribuir el calor de manera uniforme. Además requiere menos temperatura del agua para un funcionamiento óptimo.

El sistema de calefacción de gas, en cualquiera de sus dos opciones, es la forma en la que entran en calor la mayor parte de los hogares españoles en épocas de frío. Ya que es la opción más eficiente y económica a largo plazo.

¿Cómo puede ser su instalación? 

Existen dos formas de plantear la instalación del sistema de calefacción a gas en tu vivienda:

  • Instalación monotubo: consta de una sola tubería que recorre todo el circuito. Es decir, entra y sale de cada uno de los radiadores. Es la opción más económica, pero tiene la desventaja de que el calor no se distribuye uniformemente, debido a que tarda en llegar a los radiadores más alejados.

  • Instalación bitubo: con este sistema cada uno de los radiadores coge el agua directamente de la tubería principal y la expulsa a través de una tubería de retorno. Requiere una mayor inversión, pero tiene la ventaja de que se alcanza la temperatura deseada simultáneamente en todos los radiadores.

calefacción gas natural

¿Cómo ahorrar con la calefacción de gas natural? 

Aunque ya dijimos que la calefacción a gas natural es una de las opciones más económicas para climatizar tu casa, sigue representando un gasto importante dentro del presupuesto de todos los hogares. Es por eso que debes hacer un buen uso de este servicio y conocer todos los trucos para lograr reducir su impacto en la factura.

Calefacción a gas natural precio razonable: ¿Cómo? 

  • Eligiendo una caldera de condensación, ya que reutilizan energía de la combustión, lo que supone un ahorro de hasta el 30%.

  • Instalando y programando horarios de uso, con la ayuda de un termostato digital.

  • Colocando termostatos por zonas en los radiadores, para solo calentar las estancias necesarias en cada momento del día.

  • Manteniendo los radiadores despejados, para que el aire caliente fluya sin obstáculos.

  • Purgando los radiadores, al menos una vez al año, para asegurarte que no tienen burbujas de aire en su interior que ocupen el lugar del aire caliente.

  • Programando la temperatura adecuada, sin excesos. Cada grado adicional de temperatura implica un aumento del 7% en el consumo. La temperaturas recomendadas por los expertos son:

    • Durante el día: entre 20ºC y 21ºC

    • Para dormir: entre 15ºC y 17ºC

    • Si tienes bebés en casa: entre 22ºC y 24ºC

  • Mejorando el aislamiento de tu hogar, para resguardarlo de los efectos del clima exterior. Existen diversos recursos para mejorar el aislamiento de tu vivienda:

    • Paneles aislantes: que sirven para recubrir paredes, suelos o techos y que están disponibles en distintos materiales como corcho, celulosa, poliuretano, etc.

    • Persianas: están presentes en la mayoría de las viviendas y bajarlas aumenta la resistencia térmica y ayuda a mantener el calor.

    • Cortinas térmicas: se componen de capas aislantes y están pensadas para inmuebles que no tengan persianas.

    • Ventanas con doble acristalado: su instalación requiere una inversión elevada, pero son muy eficientes en su función aislante y de ahorro energético.

  • Asegurándote de realizar inspecciones de forma periódica, ya que así tendrás la certeza de que la instalación está a máximo rendimiento.

  • Eligiendo la tarifa y compañía que mejor se adapte a tus necesidades.

1
Dinos qué necesitas rellenando el formulario o llamándonos por teléfono

2
Nuestros agentes te facilitarán el precio y te gestionarán la cita con el operador

3
Un profesional vendrá a tu domicilio a realizar la instalación o explicarte el presupuesto

Oscagas, servicio de calefacciones de gas natural

Ya conoces cómo funciona una calefacción de gas natural, las ventajas de instalar este sistema de climatización en tu vivienda e información suficiente para elegir el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.

En Oscagas te ofrecemos un servicio especializado en la instalación de sistemas de calefacción a gas natural. Con profesionales cualificados y los mejores precios del mercado.

Nuestro principal objetivo es adaptarnos a tus necesidades, asegurando tu tranquilidad y satisfacción. Nuestro personal autorizado conoce la normativa de instalación vigente para garantizar la eficiencia y seguridad del sistema de calefacción a gas de tu vivienda.

Confía la instalación de tu calefacción a los mejores profesionales y disfruta del confort de este servicio en tu hogar. Contacta ahora con nosotros y solicita tu presupuesto.