Saltar al contenido

Seguridad del gas en casa, 6 consejos claves.

seguridad del gas

La seguridad del gas en el hogar nos preocupa a todos. Desde Oscagas Hogar te traemos los 6 consejos para evitar posibles accidentes.

Son muchos los propietarios que confían en los electrodomésticos de gas como las calderas para mantener un ambiente cálido en sus hogares durante los meses más fríos. Por eso, es habitual que la caldera trabaje más duro durante los períodos de otoño e invierno.

Así pues, es fundamental asegurarnos de que funcionan de manera eficiente y segura. En este sentido,  la seguridad del gas es algo que siempre debemos tener muy en cuenta. Un mantenimiento deficiente de la caldera y un servicio irregular pueden aumentar las posibilidades de fugas de gas, incendios e intoxicación por monóxido de carbono.

Por eso, para garantizar tu seguridad y la de los tuyos, hoy te traemos algunos para que podáis prepararos de manera eficaz, reducir el riesgo de que algo salga mal y ayudar a mantener la tu hogar cálido cuando llegue el invierno.

1. Realizar una revisión de la caldera

Es importante asegurarse de que todos los aparatos de gas de tu hogar sean revisados ​​o revisados ​​al menos una vez al año por un profesional cualificado. Mientras el técnico esté en tu casa, pídele que realice una prueba de estanqueidad de tu instalación de gas. La prueba determinará si hay alguna fuga de gas en la casa.

2. Contacta siempre con un técnico cualificado

Es importante que siempre contactes con profesionales perfectamente cualificados para trabajar en tu casa. Ten en cuenta que se trata de aparatos delicados y que el gas también lo es. Si no se trata adecuadamente, los riesgos pueden ser muy altos.

3. Monóxido de carbono

El monóxido de carbono (CO) es un gas venenoso, incoloro, inodoro e insípido generado por la quema incompleta de combustibles a base de carbono, incluidos el gas, el petróleo, la madera y el carbón. Este tipo de combustibles son seguros de usar. Solo cuando el combustible no se quema correctamente, se produce un exceso de CO, que es venenoso. Cuando el CO entra en el organismo impide que la sangre lleve oxígeno a las células, tejidos y órganos, lo que resulta muy peligroso.

4. Aprende a identificar los síntomas

Debes aprender a identificar cuáles son los síntomas del envenenamiento por monóxido de carbono. Dolores de cabeza, mareos, náuseas, falta de aliento y en casos extremos colapso, pérdida de la concisión y muerte. De esta forma, podrás actuar rápidamente antes de que ocurra una desgracia.

5. Instala una alarma de monóxido de carbono

Es recomendable tener una alarma sonora de monóxido de carbono instalada en tu vivienda. Asegúrate de que la alarma se encuentra instalada correctamente según las instrucciones del fabricante. Es cierto que su precio puede ser alto, pero podría salvarte la vida.

6. Ventilación

Asegúrate de que los aparatos de gas cuentan con la ventilación para funcionar correctamente. No bloquees las salidas de aire dentro de tu casa durante los meses de invierno, incluso aunque puedan resultar una molestia.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *