Saltar al contenido

7 comprobaciones para que no falle tu caldera

La misión de tu caldera es mantener tu casa calentita en invierno, para lo cual, debe mantenerse en buenas condiciones. Así pues, es importante identificar cuándo tu caldera puede necesitar una revisión antes de que termine averiándose en pleno invierno. A continuación, te traemos algunos consejos para saber si tienes que contratar un profesional especializado para que revise tu caldera


1. Tus radiadores no funcionan correctamente

Puede haber varias razones por las que tus radiadores no estén funcionando correctamente. Si ya ha intentado purgarlos pero todavía tienen puntos fríos, es hora de que llames a un técnico especializado en este tipo de sistemas, ya que lo más probable es que esté averiado.

2. Hay señales de fugas alrededor de la caldera

Las fugas son una señal bastante reveladora de que la caldera podría estar a punto de romperse. Incluso si la fuga en sí no es visible, es importante que te mantengas atento a las señales de fuga de las tuberías.  Comprueba que no hay fugas en la caldera y si las hubiera, es hora de llamar a un profesional.

3. Se ven marcas negras de hollín

Las marcas negras de hollín en la caldera pueden alertar sobre el inicio de un problema de combustión grave que puede ser muy peligroso si no se trata a tiempo. Es un claro indicador de que tu caldera está a punto de averiarse. Si detectas alguna de estas marcas, ponte en contacto con un profesional lo antes posible.

4. La luz piloto se ve diferente de lo habitual

Si la luz piloto de tu caldera está encendida, asegúrate de que la llama es fuerte y azul. Si la llama parece alargada o de un color distinto, como amarillo o naranja, llama a un técnico de caldera autorizado inmediatamente.

5. Caldera ruidosa, tuberías ruidosas

Puede parecer obvio, pero hacer tic-tac, silbar y tararear son ruidos que una caldera en buen estado no debería hacer. Si ha notado que la caldera o las tuberías están emitiendo sonidos extraños, es una clara alerta de que hay un problema que debemos solucionar rápidamente. La acumulación de polvo, la alta presión del agua en el sistema de calefacción e incluso la falta de agua son algunos de los problemas que pueden generar ruidos extraños.

6. Pérdida de agua caliente.

El agua fría hace que las cosas cotidianas como duchas, baños y lavar los platos sean bastante sencillas, por lo que es algo que no podemos ignorar cuando no podemos hacerlas. Pero, ¿por qué el agua siempre está fría? Bien puede significar que hay un problema con la caldera, que no está funcionando correctamente. Si notas que el agua está continuamente fría, ponte en contacto con nosotros para que te ayudemos evitar una avería grave.

7. El termostato no funciona.

Por lo general, los termostatos se encuentran en el pasillo de la vivienda y se ocupan de controlar la calefacción central. Si los controles no funcionan, puede haber varios motivos, tal vez es viejo y ha perdido precisión en el tiempo de lectura y la temperatura. O puede indicar un problema con la propia caldera. Ponte en contacto con nosotros para averiguar dónde está el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *