El aire acondicionado es un electrodoméstico muy importante para dar confort a tu familia en los meses de más calor. Por eso es conveniente que te plantees cambiarlo, si ya tiene muchos años o comienza a averiarse de
forma habitual. 

Este tipo de aparatos tienen una vida útil limitada y los más antiguos pueden reducir su eficiencia, consumiendo más energía de la necesaria. Como consecuencia, pagarás más en tu factura de la luz.

Si este es tu caso y te estás planteando hacer un cambio de aire acondicionado, en Oscagas te ayudamos con la transición a uno más nuevo y
eficiente. ¡Sigue leyendo!

¿Cuándo debo cambiar mi aire acondicionado? 

Los aires acondicionados tienen una vida útil determinada, por lo que debemos renovarlos después de unos años de uso. Eso es importante porque debes saber cuándo es el momento de hacer un cambio.

Si tienes contratado un servicio de revisión, el técnico debe avisarte cuando sea recomendable sustituirlo y no invertir más en reparaciones.

El fin de la vida útil de este tipo de aparatos, depende principalmente de estos tres factores:

  • Las horas de uso que le hayas dado.

  • Si ha recibido un correcto mantenimiento.

  • La calidad del modelo que hayas elegido.

Además, los síntomas que te indican que toca sustituir tu aire acondicionado, son los siguientes:

  • Su antigüedad.

  • La reducción de la potencia del aparato.

  • Cambio en la superficie que deseas refrigerar.

  • Ineficiencia energética, y el consecuente aumento del consumo.

  • Aparición de continuos fallos.

Para ayudarte a detectarlos, vamos a profundizar un poco más en estos indicadores.

Antigüedad 

De promedio, la vida útil de un aire acondicionado es de aproximadamente 15 años. Aunque, en su mayoría, comienzan a presentar fallos continuados, a partir de los 10 o 12 años de su compra.

Un equipo con más de 10 años es un 60% menos eficiente energéticamente que uno nuevo, con lo que aumentará tu gasto en electricidad. Este es el momento en el que debes plantearte la sustitución del aparato.

Reducción de la potencia del aparato 

Con el tiempo, este tipo de equipo pierde rendimiento y reduce su capacidad de enfriamiento. Esta pérdida de potencia es otro de los indicios, que debes considerar para cambiar tu aire acondicionado por uno nuevo.

Cambio en la superficie a refrigerar 

También puede ocurrir, que tus necesidades de refrigeración cambien y necesites enfriar una estancia con una mayor superficie. En este caso debes comprar un aire acondicionado más potente, con las frigorías necesarias para los metros cúbicos que necesitas abarcar.

Ineficiencia energética 

La nueva tendencia a nivel mundial, busca reducir el impacto ambiental y las emisiones de gases producidas por la actividad humana. Como consecuencia, se han implementado nuevas normativas reguladoras en muchos
ámbitos.

Esto ha impulsado el desarrollo de sistemas de climatización más eficientes y ecológicos. Por lo que, si tienes un aire acondicionado antiguo, puedes plantearte cambiarlo por uno de última tecnología y de menor consumo energético.

Esto sería una decisión a favor del medio ambiente y también de la economía familiar, ya que reduciría significativamente el consumo de energía de tu hogar.

Continuos fallos 

Si tu equipo comienza a presentar averías de forma habitual, es el momento de cambiarlo.

En ocasiones, estos pequeños gastos continuados terminan siendo menos rentables. A veces es mejor, a largo plazo, invertir en un nuevo sistema de aire acondicionado, más eficiente y sin fallos.

¿Qué precio tiene cambiar el aire acondicionado? 

El precio de cambiar tu aire acondicionado va a depender del tipo de equipo que deseas sustituir y el nuevo modelo elegido.

El coste del nuevo aparato, según la clase de equipo, puede estar dentro de este rango:

Split: oscila entre 150€ y 1.200€.

Multisplit: oscila entre 800€ y 3.500€.

De conductos: oscila entre 1.500€ y 5.000€.

De cassette: oscila entre 1.000€ y 3.500€.

A este precio debes añadirle el coste de la retirada del antiguo y la colocación del nuevo, que suele ser una parte importante de la inversión. Aunque es una ventaja tener una instalación previa, ya que reducirá mucho
el precio final, pues no requerirá grandes obras.

1
Dinos qué necesitas rellenando el formulario o llamándonos por teléfono

2
Nuestros agentes te facilitarán el precio y te gestionarán la cita con el operador

3
Un profesional vendrá a tu domicilio a realizar la instalación o explicarte el presupuesto

Esperamos que esta guía te haya proporcionado todos los datos sobre cuándo es conveniente plantearse un cambio de aire acondicionado.

Te hemos mostrado los beneficios que te puede suponer en tranquilidad y desde el punto de vista económico.

Ahora toca elegir la empresa adecuada para asesorarte en la renovación y elección de tu nuevo aparato.

En Oscagas ponemos a tu disposición a nuestro equipo de expertos para cambiar tu antiguo aire acondicionado por uno más moderno y eficiente. Nuestros técnicos cualificados cambian los aparatos individuales y las unidades exteriores de forma rápida, eficaz y económica.

Además, en este servicio también incluimos la retirada del aparato antiguo. Si tienes cualquier duda o deseas solicitar un presupuesto, contacta con nosotros y te atenderemos de la mejor manera. ¡Te esperamos!