Saltar al contenido

Calefacción eléctrica

Hoy en día, la electricidad es algo de lo que la mayoría de nosotros no podemos prescindir. En el trabajo, en la cocina, en el transporte, en la atención médica y en un largo etcétera, la electricidad se ha vuelto insustituible en el estilo de vida moderno.

¿Cómo funciona?


  • Dinos qué necesitas rellenando el formulario o llamándonos por
    teléfono
  • Nuestros agentes te facilitarán el precio y te gestionarán la cita con el operador
  • Un profesional vendrá a tu domicilio a realizar la instalación o explicarte el presupuesto

¿Qué es un sistema de calefacción eléctrica?

Como su nombre indica, los sistemas eléctricos de calefacción usan la electricidad para generar calor en lugar de usar otros combustibles como el gas o el petróleo. Existen varios tipos de calefacción eléctrica como las bombas de calor, los radiadores eléctricos, el suelo radiante o las calderas eléctricas.

¿Por qué elegir la calefacción eléctrica para nuestro hogar?

Elegir entre calefacción eléctrica o de gas es una de las decisiones que muchas familias y empresas tienen que tomar a menudo, cuando disponen de ambas posibilidades. A la hora de decidir es importante saber cuáles son las ventajas y desventajas de uno y otro sistema.

Si hay que hablar de ventajas de los sistemas de calefacción eléctrica entonces hay que destacar que se trata de un sistema libre de gases, más respetuoso con el medio ambiente que el gas natural.

Sin embargo, la ventaja principal de una calefacción eléctrica es el rendimiento, que ronda el 95%. así como la facilidad de la instalación y el reducido tamaño de las calderas, aunque esto último dependerá de tus necesidades en cuanto a agua caliente y calefacción.

En el caso de la calefacción con emisores térmicos o de la calefacción eléctrica con acumuladores ni siquiera resulta necesario hacer obras, por lo que es una muy buena opción a considerar para presupuestos bajos.

Por contra, los sistemas de calefacción eléctrica no son los más económicos debido al encarecimiento de los precios de la electricidad, aunque se pueden escoger aparatos de calefacción eléctrica de bajo consumo para reducir el importe de la factura de luz considerablemente.

Sistema de calefacción ecológico

Uno de los motivos es el respeto al medio ambiente.

Existen sistemas de calefacción cuya electricidad proviene de fuentes renovables que calientan el hogar sin ningún tipo de emisión de gases. Este, sin duda, es uno de los factores más importantes a la hora de elegir entre calefacción eléctrica o de gas.

Red de distribución de gas limitada

En España, existen todavía muchas zonas donde los hogares no tienen acceso al gas natural. Sin embargo, todas las casas tienen acceso a la red eléctrica. Para estos propietarios de viviendas sin gas, los sistemas de calefacción eléctrica podrían ser una buena opción en comparación con otros métodos de calefacción como las calderas de gasoil o de GLP.

Eficiencia

Las calderas eléctricas modernas pueden alcanzar una eficiencia de hasta el 100% (no necesitan chimenea), y la eficiencia de la bomba de calor puede ser hasta más del 350%. Esto podría suponer un ahorro importante en el futuro, sobre todo, si tienes pensado instalar paneles solares en el techo.

Control total

Uno de los beneficios más atractivos de usar un sistema de calefacción eléctrico es el control que se tiene sobre el consumo y el gasto en calefacción. Los sistemas de calefacción eléctrica nos permiten encender radiadores en aquellas zonas de la casa que nos interesa calentar sin necesidad de tener que calentar el resto de las zonas de la casa. Esta calefacción localizada hace que la experiencia en el hogar sea muy cómoda a la vez que económica.

Fácil instalación

Realmente no requiere de ninguna instalación, ya que lo único que habría que realizar sería colocar los radiadores que queramos en las distintas habitaciones de nuestra vivienda. Bastaría con tener conexión a la red eléctrica para empezar a tener la calefacción eléctrica funcionando en nuestro hogar.

Como todos los sistemas de calefacción, además de contar con algunas ventajas, también tiene sus inconvenientes:

Pequeños espacios

Si la superficie que queremos calefactar es muy grande, entonces la calefacción eléctrica no es la mejor opción. Esto se debe a que el calor que producen los radiadores eléctricos no se expande a mucha distancia.

Calentamiento

Hay que tener cuidado si estamos cerca o tocamos los radiadores eléctricos, ya que mientras están encendidos están muy calientes y nos podemos quemar si los tocamos.

Coste de la calefacción eléctrica

La calefacción eléctrica es uno de los sistemas que más energía demanda, por lo que sumado al precio del kWh hace que su coste sea muy alto comparado con otros sistemas de calefacción. El consumidor tendrá que analizar el uso que le va a dar a la calefacción y cuál sería su coste para decidir si instala el suministro eléctrico para la calefacción o se decanta por otra energía más económica. Si lo comparamos con una calefacción de gas natural el cliente se puede ahorrar hasta la mitad del coste soportado con una calefacción eléctrica.

Si no sabes cuál será tu consumo de calefacción y no tienes claro cuál es el mejor sistema de calefacción para tu casa, ponte en contacto con nosotros y te recomendaremos la mejor forma de ahorrar en tu hogar sin pasar frío ni incomodidades.